Forjados Sanitarios

Sistema innovador para crear cámaras ventiladas.

Saber más
Instalación fácil y rápida

Vea nuestro vídeo de ejemplo.

Saber más

Logística por agencia

Directo a obra.

Saber más

Logística por trailer

Envíos especiales.

Saber más

Disponibilidad inmediata

Entrega en 72/96 horas.
Julio y agosto consultar.

Saber más

Forjado sanitario Kappax

El forjado es un elemento de la estructura de un edificio que soporta su propio peso, así como las sobrecargas de uso como la tabiquería, etc. A través de otros elementos de la estructura como vigas, muros o pilares la carga se tramite al terreno.

El forjado es una parte de la estructura horizontal de las plantas de cualquier edificación y puede trasmitir tanto cargas horizontales como verticales. Los forjados pueden ser de varios tipos en función de si trasmiten cargas en sentido unidireccional o bidireccional.

Dentro de los forjados, el forjado sanitario ocupa un lugar importante en las obras de construcción de casas. Se llaman forjados sanitarios porque son elementos que ayudan a mejorar la salubridad de cualquier vivienda o edificación. Se trata de forjados que evitan la humedad y por tanto, las enfermedades asociadas.

El forjado sanitario también conocido como de saneamiento es un forjado que se construye en los edificios al nivel del terreno natural y tiene como principal objetivo aislar el edificio del terreno.

Elementos del forjado sanitario

El forjado sanitario se compone de varios elementos que son las viguetas autorresistentes y las bovedillas. Las viguetas son unos elementos en forma de prisma de hormigón que se somete a tensiones de precompresión a través de su armadura de acero pretensado. Esta vigueta es tensada antes de hormigonar y una vez que es destensada queda anclada el hormigón que debe haber alcanzado la resistencia adecuada.

Las viguetas pueden ser de varios tipos:

  • Autorresistentes. Se trata de viguetas que pueden resistir en un forjado sin hormigón los esfuerzos a los que se someta el forjado.
  • Semirresistentes. Se trata de viguetas que requieren de apuntalamiento para ejecutar el forjado. Se fabrican con hormigones de mucha resistencia, dosificados en peso y que son controlados en laboratorios.

Entre los factores que permiten diferenciar a las viguetas entre si se encuentra la cantidad de acero que se utiliza en su elaboración y la excentricidad de las cargas de pretensado que se adaptan a los diferentes cálculos estructurales.

Por su parte la bovedilla es el bloque de hormigón, cerámica o cualquier otro material que se coloca en los nervios que van a configurar el forjado. La bovedilla puede ser de varios tipos:

  • Bovedilla de rasilla. Se trata de una bovedilla cerámica que está compuesta por dos hojas de rasilla en la que se usa un relleno de cascotes, mortero de cal y pavimento.
  • Bovedillas cerámicas. Se consideran así, bovedillas que han sido elaboradas mediante un sistema de moldeo, secado y cocción a partir de una pasta arcillosa. Este tipo de bovedillas suelen usarse a la hora de construir forjados unidireccionales y reticulares. Pueden servir de encofrado al hormigón del forjado.

Vídeos explicativos

Instalación forjado sanitario

Te explicamos brevemente cómo se instala nuestro forjado sanitario Kappax.

Más vídeos

Características del forjado sanitario Kappax

El forjado sanitario Kappax cumple una función muy importante en cualquier vivienda o edificación, por eso, es importante que se realice con una buena técnica y usando los materiales más adecuados en cada momento. Lo ideal es que la cámara de aire que queda debajo del forjado sea lo suficientemente grande para que una persona tumbada pueda caber, de esta forma es mucho más sencillo realizar el mantenimiento del forjado.

Un forjado es siempre necesario en toda vivienda, aunque es posible que en algunas zonas cálidas o con poca humedad exista una menor propensión a que surjan problemas de humedad en el forjado de la vivienda.

En cualquier caso, siempre es importante contar con forjados de calidad y que estén en perfectas condiciones, usando materiales que aseguren un resultado óptimo. Esto siempre nos asegurará que nuestra vivienda está salubre y en buen estado.

Si trabajas en el sector de la construcción y sueles montar forjados en tus obras o tienes intención de ponerlo en tu propia casa, es recomendable contactar Forjados Sanitarios Kappax y pedir presupuesto para tener un mayor control sobre los gastos que puede generarte una determinada obra.

¿Cómo se coloca un forjado?

Existen muchas formas de colocar un forjado sanitario. como hemos indicado antes, una posibilidad es con viguetas pretensadas de hormigón que estarán sobre muros de carga. Cuando hayamos ya creado los cimientos, será el momento de crear pilares de carga de hormigón armado que partirán de la propia cimentación.

Será necesario utilizar un sistema de encofrado que permita realizar los muros de carga de hormigón armado. De esta forma, podremos crear una cámara de aire entre los cimientos y el forjado superior. Entre los materiales que necesitarás para el forjado sanitario se encuentran: bovedillas de hormigón de 25 cm, capa de compresión sobre la bovedilla de hormigón armado de 5 cm y viguetas pretensadas que podrán tener una distancia al eje de unos 70 cm.

En cuanto al espacio inferior del forjado sanitario habitualmente suele rondar entre los 50 cm y un metro. Solo así un trabajador podría introducirse debajo para resolver cualquier avería o realizar el mantenimiento del forjado de la vivienda.

Con la información que te hemos facilitado puedes tener claro que contar con un buen forjado en tu construcción es muy importante. Se trata de una parte de la edificación que requiere de la atención necesaria para asegurar que resiste al paso del tiempo y que permite mantener la salubridad en las viviendas.

Muchas empresas podrán ofrecerte diferentes tipos y calidades de forjados sanitarios, pero es importante tener claro que los mejores son los que permitan un mayor aislamiento para evitar humedades, como es el caso de nuestros forjados sanitarios Kappax.

Un buen forjado sanitario te dará tranquilidad a largo plazo, ya que evitarás humedades y todo tipo de enfermedades y hongos vinculadas a esas enfermedades, sobre todo, en zonas donde el nivel de humedad es alto y puede ser fácilmente trasferible a las viviendas.

No dejes una decisión tan importante en manos de personas inexpertas.

Ponte en contacto con Forjados Sanitarios Kappax y asegúrate una construcción de calidad.